ETCH BioTrace no utiliza biomarcadores de organismos genéticamente modificados (GMO), los nuestros están certificados como Generalmente reconocidos como seguros (GRAS) por la FDA y no tienen impacto en la salud humana ni en la de otros organismos.

Los biomarcadores están hechos de materia inerte que se destruye al alcanzar altas temperaturas (combustión) o al ser consumidos. No podrían ser utilizados para rastrear al consumidor y no permanecen en la sangre, orina u otro tejido humano.

ETCH BioTrace es una tecnología desarrollada por Theracann International que sirve para rastrear la procedencia en la cadena de suministros en el mercado del cannabis y el cáñamo (un registro de posesión/transacción usado como guía de autenticidad o calidad). El proceso de ETCH integra una molécula de ADN única, segura y persistente a modo de código de barras que se inserta en la cadena de suministros del cannabis (o cáñamo) para identificar cualquier biomasa, extracción, aislamiento, derivado o empaque, integrado con un software protegido por una estructura criptográfica de datos no modificables (blockchain) con el propósito de crear transparencia.

ETCH BioTrace incluye la tecnología física de etiquetado (nebulización, agro-drones, etiquetas ETCH para aislamiento o extracciones, tinta, etc.), el portal de operaciones de ETCH y la integración a cualquier software de "seed to sale" o software de rastreo, Procedimientos Operativos Estándar completos (SOPs) y cumplimiento con todas las regulaciones incluyendo Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), protección de datos en blockchain, unidades para pruebas de campo de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), tiras de prueba, documentación y soporte.

Los marcadores sobreviven a la mayoría de los procesos de extracción y pueden usarse para rastrear la cadena de custodia a un productor incluso en material que ha sido mezclado con otra biomasa o extracto y luego procesado en un producto derivado. Algunas condiciones aplican suficiente calor en algunos procesos que pueden destruir el biomarcador, cada variable se estudia caso por caso.

A medida que mundo se mueve hacia la legalización internacional del cannabis, es imperativo rastrearlo adecuadamente.

Como la producción el cannabis ha sido una actividad ilegal/ilícita hasta hace poco y debido a las actividades del mercado negro y el mercado gris (cannabis ilegal vendido a través de entidades reguladas), la necesidad de diferenciar el cannabis legal es más importante que nunca.

Problemas relacionados con desviación de producto, seguros corporativos y de producto, control de calidad, leyes, fraude y protección al consumidor prevalecen actualmente en muchos países con licencias y regulaciones.

ETCH BioTrace confirma la legalidad y localización de la producción y cuando se integra con las tecnologías de Sprout A.I. y OS2, asegura también el cumplimiento de las regulaciones, control de calidad, cumplimiento de la ley, detección de fraude y protección al consumidor.

 

Como ECTH BioTrace es usado para rastrear  la producción legal, procesamiento y distribución de cannabis, puede ser usado por autoridades, reguladores de salud pública, auditores, productores, procesadores y distribuidores.

No. ETCH BioTrace, dependiendo de la tecnología con que se aplique, cuesta solo unos centavos por gramo.